Inicio
Sobre Evangelina
Actriz
Artes Plasticas
Literatura y Libros
Estudios
Musica
Familia
Amigos
Pasatiempos
Galeria Imagenes
Comentarios
Vision Mundial Mexico
Enlaces
Contacto
Mapa de Sitio

Invita a Tus Amigos a
EvangelinaElizondo.com

EvangelinaElizondo.com
Noticias RSS

evangelinaelizondo.com RSS Feed!  Add evangelinaelizondo.com RSS Feed to Google!
Add evangelinaelizondo.com RSS Feed to My Yahoo!  Add evangelinaelizondo.com RSS Feed to My AOL!
evangelinaelizondo.com RSS Feed Subscribe in NewsGator Online  evangelinaelizondo.com RSS Feed!  Add evangelinaelizondo.com RSS Feed to MSN!
ayuda a los ninos mas necesitados de Mexico!

Pensamiento Abierto

PRÓLOGO


Evangelina Elizondo nos ofrece en este libro un conjunto de pensamientos en los que ha logrado plasmar no sólo el fruto de sus propias vivencias personales, sino lo más depurado de sus convicciones, acuñadas a lo largo de múltiples y muy fecundas experiencias:

No es este un libro que deba leerse de corrido, como se haría con una novela, sino gradualmente, repasando y meditando sus valiosas reflexiones.

Aunque la mayoría de ellas están dirigidas primordialmente a las mujeres, la lectura de la obra será también de indudable interés y utilidad para los hombres, pues además de su universal significado, nos permite conocer mejor las aspiraciones del inquietante mundo femenino,que hoy, más que nunca, reclama el derecho de ser plenamente respetado, comprendido y de poder desempeñar un papel relevante en el agitado contexto actual.

Pero antes de ahondar en estas reflexiones, permítaseme hacer referencia, aunque brevemente, a la polifacética personalidad de Evangelina, quien con su propia vida ha dado un claro ejemplo de lo que una mujer puede lograr en diversos campos de la actividad humana, cuando se propone hacerlo con firmeza, con verdadera determinación Y alcanzar el éxito atendiendo al llamado de sus genuinas vocaciones.

Su trayectoria como actriz de teatro, cine y televisión es ampliamente conocida no sólo en México, sino más allá de nuestras fronteras; una trayectoria que inició en plena juventud y en la que sigue brillando en la actualidad, con un amplio dominio de sus facultades.

Empezó su carrera a los veinte años, cuando logró triunfar en el concurso para doblar en español la voz y el canto de la Cenicienta de Walt Disney; ello la lanzó a la fama, y a apartir de entonces sus éxitos han sido muchos.

Mi afortunado parentescocon Evangelina como primo hermano, me ha permitido seguir esos éxitos de cerca. Conservo el recuerdo particularmente grato de la noche de gala en la que ella cantó por primera vez la opereta "La viuda alegre", llevando como compañero nada menos que a Plácido Domingo, quien también debutaba en un papel estelar.

El propio Plácido Domingo lo ha mencionado en más de una ocasión, pues fue el principio de sus deslumbrantes triunfos como tenor del más alto rango a nivel mundial.

En lo que respecta a la actuación de Evangelina Elizondo en el género de la comedia musical, puedo evocar las siguientes: "Los novios", alIado de Julissa; "Mame", con Silvia Pinal; "¿En dónde está el tenor?" , con Mauricio Herrera; y "Yo y mi chica", con Julio Alemán y Olivia Bucio.

En cuanto a su carrera cinematográfica, basta decir que ha actuado en setenta y cinco películas, muchas de ellas perteneciente a la época doradas del cine nacional.

"Me entregué muchos años a la actuación cinematográfica con amor", ha dicho Evangelina, y trabajando -agrego yo- con absoluta dedicación. La fama que conquistó fue una recompensa ampliamente merecida, que le ha permitido seguir destacando hasta la actualidad. Cabe recordar, la reciente y hermosa película "Un paseo por la nubes", en la que trabajó al lado de Anthony Quinn. Y más recientemente aún, su actuación en algunas telenovelas muy aplaudidas.

Pero Evangelina no sólo ha triunfado como cantante y actriz. Su obra en el campo de la pintura alcanzó ya una indiscutible relevancia. Y aquí cabe comentar que, contra lo que muchos piensan, esta actividad artística es anterior a las demás, pues empezó a pintar desde su adolescencia. Yo la recuerdo pintando ya con calidad a la edad de quince años, bajo la guía de sus primeros maestros, y sin duda, ésa ha sido la más firme de sus vocaciones.

"Quienes realmente me conocen, saben que soy pintora desde siempre" afirma Evangelina. Aún en su época más intensa de trabajo como actriz aprovechaba sus descansos y sus días libres para pintar, y en los camerinos de los teatros en los que actuaba nunca faltaron su mesa y su cuaderno de dibujo.

Finalmente, se convirtió en pintora de tiempo completo y ha presentado con éxito numerosas exposiciones en México y en el extranjero. Sus obras tienen hoy una amplia demanda no sólo en nuestro país, sino también en Canadá, Estados Unidos e Inglaterra, y sus serigrafías se admiran y venden bastante en Japón.

Un momento crucial en su carrera pictórica fue un largo viaje que realizó por varios países del norte de África: Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto y Kenia. Un viaje cuidadosamente planeado para conocer a fondo esa extensa región del mundo árabe. Ya antes había estudiado en libros y enciclopedias, durante dos años, sus tradiciones, creencias y costumbres; además había pintado varios cuadros relacionados con ese tema; incluso había presentado dos exposiciones con escenas de desiertos, camellos, la vida nómada de los beduinos... pero como ella dice: "un impulso nunca lo dejo concluir" .

Tenía que ver de cerca todo eso y vivirlo personalmente.

El resultado de tan venturoso viaje fue trascendental. He aquí sus comentarios: "Cuando una persona se aleja de la vida a la que está habituada y se encuentra en otra región totalmente distinta del mundo, si desarrolla su capacidad de adaptación todo le resulta sorprendente, raro, hermoso. En el desierto se agudiza la soledad y se puede contemplar la inmensidad infinita... Yo sentí que vivía en algún lugar detenido del tiempo, y esto lo llevare en el corazón hasta que muera."

A su regreso, se dedicó a pintar con entusiasmo todo lo que había visto, reviviendo -dice- lo que más me impresionó de los lugares que visité y viví por días, por meses, deteniendo mi tiempo como el de ellos, para adentrarme en esos parajes, en su hábitat y plasmado en mis lienzos. Sacar de lo más recóndito de mi alma los recuerdos más importantes, los místicos y tiernos; los niños y los ancianos con sus miradas transparentes y profundas, los hombres transitando por sus desiertos, caravanas de pueblos enteros, los oasis con sus aguas verdes... los viejos que explican el Corán debajo de un gran paraguas, los que cuentan historias encima un tapete..." .

Y ahí tenemos ya, en las palabras de Evangelina, la temática predomínate en su pintura actual, después de haber incursionado en el puntillismo y en hermosos y delicados cuadros surrealistas.

Pero de su viaje al mundo árabe del desierto conserva todavía muchas impresiones más que desea plasmar y por eso dice: "¿Me alcanzará la vida para pintarlas?".

Su madurez como pintora es ya total, con amplia variedad de recursos, un dibujo de excelencia y mucha riqueza en el color.

De varios años a la fecha, ha impartido clases de pintura en su propia casa, cuenta con un grupo cada vez más numeroso de alumnos y alumnas, cuyas obras ha presentado en diversas exposiciones colectivas a las que asiste siempre un público entusiasta.

Por último, en esta evocación tan esquemática de las actividades de Evangelina, deseo referirme a algo trascendente en su vida espiritual: los estudios de Teología que cursó, durante siete años en la Universidad La Salle. Quien lea este libro de "Pensamiento Abierto" encontrará que está impregnado de una profunda formación espiritual.

Hay reflexiones cuyo contenido es muy elevado, como las que se refieren al dolor. En la vida de Evangelina,como en la de todo ser humano, ha habido sufrimientos y profundas penas, pero en las horas de aflicción, ella ha sabido templar su carácter y su alma para recobrar su imagen habitualmente risueña y su espíritu alegre y optimista.

Por eso escribe que al dolor hay que enfrentarlo, ahondar en él, fortalecer el corazón con sentimientos positivos para cambiarlo en paz y gozo.

Sus pensamientos en torno a la soledad, también encierran un valioso mensaje cuando pregunta por qué nos atemoriza estar solos, si precisamente en la soledad podemos llegar a conocer plenamente cómo somos sin apariencias ni engaños, contemplar los problemas en su verdadera dimensión, saber lo que realmente deseamos, analizar la forma de conseguirlo y encontrar el sentido verdadero de la vida.

En igual medida, sus reflexiones acerca de los bienes materiales y el dinero, "Las piedras preciosas ¿De qué te sirven ¿" -pregunta- "Preciosas o no preciosas, son piedras".

"La riqueza" -afirma- "es un bien, pero no es el mejor bien. Con el dinero no se puede comprar la salud, el amor. Los valores más altos no se compran con dinero... La sabiduría es el tesoro más grande que puede poseer el ser humano. No menosprecies a nadie. Preocúpate de encontrar a Dios en tu camino...".

Como un legado de Evangelina a sus tres hijas y a sus descendientes, el libro termina con "Testamento de Valores" que tiene un contenido ético muy alto y fortalece el principal objetivo de esta obra: contribuir a que los seres humanos alcancen una mayor elevación moral y puedan vivir en armonía.

Su apología de los derechos de la mujer no debe confundirse con las ruidosas manifestaciones "feministas". Lo que la autora se propone es que cada mujer tome consciencia de los auténticos valores femeninos y los haga valer ante sí misma, ante su pareja y ante los demás.

Debemos reconocer que el hombre siempre ha querido asumir el papel protagonista y mantener subordinada a la mujer.

Aún en la actualidad, hay países en donde esa injusta subordinación subsiste, y México, lamentablemente, no es una excepción, pues el "machismo" se sigue manifestando como una característica del subdesarrollo.

Pero las circunstancias mundiales están cambiando y el pensamiento abierto de Evangelina coincide con lo que de manera lógica llegará. La guerra de los sexos, que Schopenhauer enfatizó en su libro "El amor de la mujeres y su muerte", habrá de terminar en un armisticio en el que la verdadera igualdad quede establecida. Igualdad, entendiéndose bien, en los terrenos jurídico y moral; pues, por lo demás, para felicidad de ambos sexos y para perpetuar a la humanidad existirá siempre una diferencia -eso que Goethe llamó "Lo eterno femenino"- que no se borrará jamás.

y aquí debo terminar ya. Sólo me resta felicitar a Evangelina por haber escrito este libro, que, espero, será uno más de los éxitos que merecidamente ha cosechado.

Carlos Elizondo Alcaraz


 

Agrega EvangelinaElizondo.com
a tus sitios web favoritos!
Pensamiento Abierto Google

Inicio | Sobre Evangelina | Actriz | Arte | Musica | Libros | Familia | Amigos | Imagenes | Comentarios | Contacto

 

Copyright © Evangelina Elizondo
Diseno y Hospedaje Web - SeguinHost.com

Powered by EZ Website Builder